sábado, 5 de enero de 2013

Sabía que este dia llegaría

No es la soledad lo que me ahoga,es la pasividad. Si mi mundo no cambia,no hay sitio para mí dentro de él. Sabía que los amigos ocuparían sus vidas, sabía que la fiesta acabaría y las caminatas y el alcohol darían paso a esto, a nada.
Pero alguna vez tendría que enfrentarme a mí misma.
Aquí estoy, ¿quién soy?. Y eso que mas da, lo que importa es lo que siento no lo que pienso.
No estoy triste, es un sentimiento peor. Es lo que pasa por las mentes de las personas después de una ruptura. Es con lo que conviven día a dia los trabajadores, actuando como máquinas ávidas de un dulce cambio. Hoy es un dia feliz para mucha gente, pero no para mí.
Quiero un momento , quiero una historia divertida que contar. Quiero caminar y caminar, y ver y pensar. El ser humano no se creó para estar encerrado dentro de una cabaña.
Pero el mundo juega muy malas pasadas. El mundo es bonito solo para quien tiene recursos.
Y me siento encerrada dentro de este maldito mundo. Ahora iría al campo y me perdería entre los árboles. Pero claro, todo movimiento en este mundo de mierda conlleva un riesgo y si quieres conservar tu vida, deberías no arriesgarte.
Ya no añoro a una persona con quien ocupar mi tiempo.
Solo añoro mundo, pero el mundo no está dispuesto a añorarme a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario